Síganos en
PensarJusbaires
Revista digital
Acto por los 15 años del Fuero CAyT
02.11.2015

OLMOS AGRADECIO LA COOPERACION DURANTE SU GESTION DE CUATRO AÑOS

Por Sin autor
JUAN MANUEL OLMOS agradeció a todos los integrantes del Fuero Contencioso Administrativo por la cooperación con su gestión al frente del Consejo de la Magistratura porteña.

Estas fueron sus palabras:

 

“Vengo a compartir este acto de reconocimiento al trabajo de quince años del Fuero Contencioso Administrativo y Tributario y aprovecho la ocasión para agradecer y para despedirme, porque, como ustedes saben, el próximo 7 de noviembre termina el mandato de los tres representantes del estamento de la Legislatura.

 

Y en esta oportunidad quiero agradecer toda la colaboración que he tenido en estos cuatro años de gestión de parte del Fuero Contencioso Administrativo y Tributario.

Nuestra justicia tiene dos fueros, imagínense: si nos hubiéramos llevado mal con uno de los dos fueros!…  habría sido conflicto con el 50% de toda nuestra jurisdicción!! Pero se ha trabajado mucho y bien.

 

Hemos podido avanzar en buena parte de lo que hacía falta hacer durante estos años y se hizo no solo en conjunto sino también en consulta permanente.

 

El Consejo contó con la invalorable presencia –y solvencia- de la representante del estamento judicial, la Dra. Alejandra Petrella, que es tan dedicada y prolija para las cuestiones que se refieren al CAyT.  Ha sido por su acción permanente que todos pudimos acompañar, recepcionar y buscarle soluciones posibles a los problemas que surgían. Porque las resoluciones a los problemas se encaran buscando lo posible y no buscando lo ideal.

 

En nuestra institución no sólo somos muchos, además venimos de diversos sectores, hay diferentes intereses que se contraponen y hay que tener en cuenta que éste es un organismo integrado por tres estamentos.

 

Cada uno de esos estamentos a su vez tiene  representaciones diferentes en los fueros, así como también representación de las fuerzas políticas tanto de la Legislatura como de las representaciones mayoritaria y minoritaria de parte del estamento de los abogados.

 

Lograr ese consenso y trabajar al mismo tiempo cumpliendo con la manda de administrar, de ordenar las selecciones y ejercer la disciplina fue para nosotros un desafío. Un desafío donde yo sentí permanentemente que estaba acompañado por todos los representantes y por todos los que componen este fuero Contencioso, Administrativo y Tributario.

 

Hojeando el libro conmemorativo que se ha realizado tomo conciencia de que en estos 15 años, en conjunto, incluyendo a la Legislatura, al poder Administrador y también al Poder Judicial, se han construido grandes cimientos en esta ciudad-estado. Ello muestra también una construcción de identidad que nos abarca como porteños a partir de haber podido elegir nuestras propias autoridades y de constituir nuestras instituciones a partir de 1996.

 

Y en esa construcción, este Fuero CAyT ha hecho historia y está mostrando los quince años de su tarea jurisdiccional. No es un tiempo muy largo en la vida institucional de un Estado o de una provincia, de una ciudad o un país. Quince años es muy poco tiempo en términos históricos, pero hay que analizar y alegrarse de cuánto se ha logrado.

 

Cuando doy clases en el CBC, a los chicos que por primera vez entran en contacto con el Derecho, la definición que más me gusta, como palabra con sentido y significado, es “Derecho”, y les digo que el Derecho es una herramienta para poder vivir en sociedad, es la herramienta a la cual apelan los pueblos para organizarse y para convivir. Y después, obviamente, tengo que enseñar qué es la “Justicia”. Y entonces agrego que es precisamente esa herramienta que si no tiene el componente de poder que va delineando e  interpretando el pacto social primario -que es el pacto constitucional- la verdad es que sería muy difícil poder ordenarse como sociedad.

 

La construcción que ha realizado este fuero durante estos quince años ha desarrollado diferentes visiones y ha logrado una composición en cada caso sobre lo que cree que deben ser los derechos consagrados y como éstos se ejercen en la Ciudad de Buenos Aires.

 

Así se ha construido una historia en esta década y media y se ha generado la posibilidad de contar con un Estado y una ciudad que han sabido atender las demandas sobre cuestiones diversas que están consagradas como derechos.

 

Por todo eso, quiero agradecer la contribución que han hecho todos y cada uno de ustedes.

 

Había una anécdota muy famosa -discúlpenme la digresión política-, de cuando se le preguntó una vez al Gral. Perón cómo trabajaba con el Movimiento no obstante las diferentes posiciones que había. Entonces, él decía: “bueno…, los hay contemplativos, los hay combativos, los hay ortodoxos, los hay heterodoxos… pero todos trabajan!!!  

 

Creo que esa frase la podríamos aplicar perfectamente al fuero: los hay combativos, los hay contemplativos, los hay ortodoxos, los hay heterodoxos… pero todos han trabajado para que esta justicia haya logrado en quince años abarcar muchísimos más derechos que los que hubo antes, y son en beneficio de todos  los que viven en la Ciudad de Buenos Aires.

 

Esa es la contribución que han hecho en estos 15 años cada uno de ustedes, y que merece nuestro reconocimiento. Por ello, vuelvo a decir: MUCHÍSIMAS GRACIAS!

 

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 2 de octubre de 2015.