Síganos en
PensarJusbaires
Revista digital
OPINIÓN
24.04.2017

AVANZANDO CON LA AUTONOMÍA

Por Daniel Presti
El Artículo 129 de la Constitución Nacional, a partir de la Reforma de 1994 que inició el denominado “Pacto de Olivos”, establece que “la Ciudad de Buenos Aires tendrá un régimen de Gobierno autónomo con facultades propias de legislación y jurisdicción, y su jefe de gobierno será elegido directamente por el pueblo de la ciudad”.

Hace más de dos décadas que hemos comenzado a recorrer el camino de la plena autonomía y la consolidación del federalismo.

La Ciudad ha incorporado, principalmente en los últimos años, un gran número de facultades que antes de la reforma le eran ajenas. El primer paso fue sin duda la sanción de la norma fundamental de la Ciudad en el año 1996. La Constitución de la Ciudad que ha cumplido 20 años, es la herramienta con la que contamos quienes hace tiempo venimos trabajando para que se cumpla la autonomía. Desde su preámbulo expresa como uno de los objetivos  el de afirmar la autonomía.

Desde hace más de diez años la Ciudad ha asumido responsablemente la decisión de hacerse cargo de las competencias que la Nación debía transferirle y que todavía no lo había realizado. La negativa por parte de la Nación en transferir las facultades y competencias que según la Constitución le correspondían a la Ciudad duró hasta hace poco más de un año. El actual titular del Poder Ejecutivo Nacional y ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, fue quien asumió el compromiso de producir el completamiento de la autonomía.

El traspaso de la Justicia es uno de los ejes principales y más complejos en la trasferencia de competencias. Los esfuerzos para que finalmente se dé uno los pasos más importantes para cumplir acabadamente lo que la Constitución Nacional y de la Ciudad establecieron hace tiempo. La modificación de la Ley N° 31 posibilitó el abordaje en el seno del Consejo de la Magistratura porteña mediante la creación de una Comisión de Transferencia del Poder Judicial de la Nación y del Ministerio Público de la Nación a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para la elaboración y ejecución de proyectos relacionados con esa temática.

La sociedad, y en particular los vecinos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cada vez exigen más resultados de la Justicia, y es por eso que se debe seguir trabajando con compromiso, desempeño y dedicación.

Para que el proceso gradual sea exitoso, la transferencia debe asegurar a los jueces nacionales transferidos que seguirán gozando de las mismas garantías constitucionales que los protegen actualmente y, eventualmente, remuneraciones algo más elevadas para incentivar el interés en el traslado y asegurar una mayor eficiencia en la administración de justicia.

El día jueves 19 de enero del año en curso se firmó en el Salón Blanco de la Casa Rosada el convenio de traspaso de la Justicia Nacional a la Ciudad de Buenos Aires. 

En la primera etapa se traspasarán a la Ciudad:

    * 8 Juzgados Nacionales en lo Criminal y Correccional que actualmente están vacantes y dos

    * 2 Juzgados Nacionales de Menores,

    * 18 vocalías de los Tribunales Orales en lo Criminal y Correccional,

    * 3 vocalías ante los Tribunales Orales de Menores, y los órganos del Ministerio Público Fiscal y de la Defensa que actúan ante los mismos.              

Para una segunda etapa restará el traspaso de los fueros Civil y Comercial, Laboral y de Familia.

Los  convenios firmados son el resultado no solo de la voluntad política de cumplir con lo prometido, sino además del trabajo que se viene desarrollando en la Comisión de Justicia de la Legislatura.

Los nuevos esfuerzos deben estar dirigidos en coordinar a los diferentes sectores políticos con el objetivo de ratificar el convenio.

Los representantes de nuestra Ciudad en el Congreso Nacional tienen la misión de defender los intereses que nos van a permitir continuar por este camino de la plena autonomía.

Finalmente, nuestro trabajo como diputados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es hacer lo propio y así, en definitiva, poder acceder a una justicia más ágil, eficiente y mejor, como nos merecemos todos los porteños.

 

 

*Nota: Daniel Presti es abogado, legislador porteño, y preside la Comisión de Justicia de la Legislatura