Síganos en
PensarJusbaires
Revista digital
OPINIÓN
14.06.2018

VIVIMOS LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Por Silvia Lorelay Bianco
La autora nos advierte que estamos transitando un nuevo siglo y esto conlleva un cambio de paradigmas que impacta en los procedimientos y los comportamientos tanto de organizaciones como de las personas.

El Estado forma parte necesaria e imprescindible de ese proceso de cambios como agente de inclusión de todos los ciudadanos y para ello debe reducir la brecha digital sorteando barreras de accesibilidad y de lenguaje en su concepto más amplio, no solo tecnológico sino también el lenguaje que usa la justicia para con la gente.  

Por ello, en agosto 2017, el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó el Programa de Equidad Territorial con su eje de Glosario Jurídico en lenguaje claro para acercar la justicia a la gente, que acompaña a otro proyecto anterior y más ambicioso pero posible, –con resultados inesperadamente exitosos–, que se viene implementando en la justicia de la ciudad llamado EJE o sea “Expediente Judicial Electrónico”.   

Se trata de una solución integradora multifuero, multiinstancia y multiórgano que busca facilitar el ACCESO A LA JUSTICIA logrando la tan ansiada interoperabilidad informática judicial –hoy en día– con el Tribunal Superior de Justicia, los Ministerios públicos, la Asesoría Tutelar, la AGIP y el Gobierno de la CABA.  

Y como nos gusta seguir soñando, la pregunta es por qué no ir más allá de las comunas y conectar a otros poderes judiciales de todas las provincias. Entonces, ¿por qué ponerle límites al progreso y no seguir trabajando y construyendo  hasta lograr la interoperabilidad en la justicia de toda la Nación? Allí hay un gran interrogante...  

Máxime cuando EJE es una política judicial clara y concreta de innovación, que permite a través de nuevas tecnologías acelerar, transparentar y acercar el servicio de justicia a la gente como se viene evidenciando, al igual que algunos de sus tantos beneficios como ahorro de costos, mayor control y transparencia y celeridad en los tiempos procesales. 

Para nombrar solo algunas de sus principales funcionalidades, el sistema EJE cuenta con la Firma Digital, ni más ni menos que la firma en tiempo real. Ventaja que en el Consejo de la Magistratura porteña ya la estamos implementado y con gran éxito, en la Comisión de Fortalecimiento Institucional que presido. 

Otro punto importante que ya está en marcha es la erradicación de la tradicional múltiple numeración de expedientes, a través de la implementación del CUIJ –Código Único de Identificación Judicial– dado que todas las gestiones, de todos los expedientes, de todos los fueros y de todas las instancias, tendrían un único repositorio de datos.  

Este radical cambio junto a la ‘Base de datos única’ modifica todo concepto de expediente judicial usado hasta la fecha, porque servirían a futuro. Por ejemplo, para confeccionar las tan olvidadas y temidas estadísticas, pues como decía Bulat: “Lo que no se mide, no se gestiona y lo que se mide mal, se gestiona mal”. 

Otras de las funciones del sistema EJE es la gestión de acciones en lote. Imaginen por un segundo, por ejemplo en el caso de las ejecuciones fiscales, en lugar de firmar una por una, firmarlas todas de una sola vez por lote. 

Existen más motivos de por qué EJE debiera seguir cruzando fronteras, como la implementación de un nuevo diseño de modelo de actuaciones y de carátula para cada fuero, con un diseño de informes a medida de cada Organismo. 

Como se puede ver, son varias y solo nombré algunas de las nuevas funcionalidades y ventajas del sistema EJE y por eso celebro estar implementándolo ya en la Ciudad, tanto en el fuero Contencioso, Administrativo y Tributario y en 14 juzgados de 1ra. Instancia del fuero Penal Contravencional y de Faltas, como en tres de sus salas. 

Y porque vale la pena seguir soñando, para agosto de este año estimamos terminar las modificaciones en todos los fueros y continuar con la puesta en marcha de los Organismos Auxiliares, como notificaciones, archivo y depósito entre otros. Para así lograr que todos los litigantes del Poder Judicial de la Ciudad, utilicen a diario el “Portal del Litigante” donde encontrarán lo que buscan. 

El sistema EJE contribuye a una construcción ciudadana para alcanzar cada día el mejor servicio de acceso a la justicia para la gente. No es solo un sueño, es posible, porque vemos que ya sucede en nuestra amada Ciudad de Buenos Aires.  

Hagámoslo juntos, porque valdrá la pena.  

 

* Abogada Doctor Honoris Causa. Magister en Administración de Justicia. Consejera de la Magistratura de la CABA. Miembro Honorario del Foro Federal de Consejos de la Magistratura y Jurados de Enjuiciamiento (Fo.Fe.C.Ma).