Síganos en
PensarJusbaires
Revista digital
EDITORIAL
23.03.2016

LA JUSTICIA Y LA AUTONOMÍA EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Por Dr. Enzo Luis Pagani
La Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es vanguardista en términos de representación política.

La historia de la Ciudad de Buenos Aires está marcada por la vocación activa de su pueblo en materia de participación política, bregando a lo largo de los años por el reconocimiento del Gobierno Central, como un distrito con autonomía plena, integrado y co-participativo del Estado Nacional.

 

Desde su segunda fundación, la impronta de autogestión de los porteños ha marcado los destinos de esta Nación. Es imposible desconocer que con la reconquista allá por el año 1806, fue en esta Ciudad donde se ha gestado el movimiento independentista que dio origen a la Guerra de la Independencia, convirtiéndonos algunos años después en una Nación libre y soberana.

En el año 1996 la Convención Constituyente, ha interpretado el mandato de la Constitución Nacional en su art. 129, redactando esta norma fundacional en términos de autonomía, manifestando la voluntad popular y soberana de los porteños.

La Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es vanguardista en términos de representación política, siendo que taxativamente incorpora en sus principios el concepto de “Democracia Participativa”, una expresión más amplia de esta forma de gobierno, en términos de inclusión e intervención en la toma de decisiones políticas por parte de los ciudadanos.

El 1º de Octubre se cumplen 20 años de la sanción de este plexo normativo, que ha sentado las bases y ha marcado el camino hacia la autonomía plena, garantizando los derechos fundamentales de los porteños y su organización política.

Desde aquel día hasta hoy se ha avanzado enormemente en este sentido, aunque aún quedan materias pendientes de resolver. En beneficio de los porteños y en consecuencia de quienes viven dentro del área metropolitana, los acontecimientos demuestran que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires está cada vez más cerca de saldar esa deuda histórica que arrastra nuestra Nación.

En materia judicial estamos transitando por un momento histórico, en el cual es necesario que todos y cada uno de los actores del Estado Nacional y Local ofrezcan lo mejor de sí, para poder desarrollar con éxito la encomiable labor de concluir y consolidar el traspaso de competencias de la Justicia ordinaria al ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Desde el Poder Judicial de la Ciudad, se ha puesto el foco en trabajar para garantizar el acceso a la Justicia en un marco de igualdad, brindando a todos los ciudadanos las mismas oportunidades. En este sentido el arribo de nuevas competencias ampliando el espectro en materia jurisdiccional, no sólo coopera a la consolidación de la tantas veces mencionada autonomía, sino que además aporta un salto de calidad que le permitirá a los porteños llegar de una manera más ágil y efectiva a la resolución de los conflictos que ingresen al sistema judicial.

Hoy estamos frente a un enorme desafío, existiendo un importante consenso político, institucional y social, para avanzar en un derecho reconocido constitucionalmente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero ignorado sistemáticamente por la Nación.

La cuestión actual, ya no es discutir si corresponde o no el traspaso de potestades jurisdiccionales para poder ejercer en pleno las competencias ordinarias, sino cómo se llevará a cabo el proceso de forma ordenada, contemplando los recursos humanos y financieros, las estructuras funcionales, y la infraestructura.

La Ley 24.588 denominada "Ley Cafiero", que fue sancionada para resguardar los intereses federales en la Ciudad, más allá que requiere alguna corrección, no presenta impedimento alguno para consolidar definitivamente el derecho de la Ciudad de Buenos Aires. Incluso el Artículo 6º de la ley mencionada prevé y permite que el Estado Nacional y la Ciudad celebren convenios relativos a la transferencia de organismos, funciones, competencias y bienes.

El Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tiene un rol fundamental en esta etapa, debemos comprometernos a trabajar para que la Justicia Penal, Laboral, Civil y Comercial pasen a la órbita de nuestra ciudad.

En tiempos del bicentenario de la Patria, quienes tenemos en mayor o menor medida la responsabilidad de tomar decisiones que inciden directa o indirectamente en la vida cotidiana de los porteños, debemos estar a la altura de los acontecimientos y contribuir con lo necesario para consolidar la plena autonomía de esta Ciudad.

 

Dr. Enzo Luis Pagani

Presidente

Consejo de la Magistratura

Ciudad Autónoma de Buenos Aires